CBD y Fibromialgia

CBD y Fibromialgia

La Fibromialgia es una enfermedad grave que afecta a un gran número de personas en el mundo. No tiene cura y tratar los diferentes síntomas que acompañan esta dolencia resulta todo un reto para pacientes y médicos. Recientemente se ha descubierto que el uso de CBD para tratar la Fibromialgia es una alternativa natural y que puede ser muy eficaz en un gran número de casos. 

Las propiedades analgésicas, antiinflamatorias y ansiolíticas del Cannabidiol están resultando ser de gran ayuda para tratar los síntomas de esta terrible enfermedad. Muchos pacientes en todo el mundo han empezado a usar el Aceite de CBD para reducir el dolor y otros síntomas asociados a la Fibromialgia como el insomnio, la ansiedad o la fatiga crónica.

En este artículo, vamos analizar en profundidad qué es la Fibromialgia y cómo puede ayudar el CBD para aliviar sus principales síntomas.

¿Qué es la Fibromialgia?

La Fibromialgia es una enfermedad crónica cuya característica principal es el dolor musculo-esquelético y la hipersensibilidad o hiperalgesia en múltiples zonas de cuerpo. Es una dolencia que provoca alteraciones del sueño, estados de ansiedad y depresión, así como una fatiga crónica que en muchos casos resulta invalidante para realizar las principales actividades diarias.

Fue reconocida como enfermedad en 1992 por la Organización Mundial de la Salud. Se estima que entre un 2 y un 5 % de personas en el mundo la padecen, siendo 10 veces más común en mujeres que en hombres.

Los últimos estudios científicos indican un origen neurológico de la enfermedad, con desequilibrios bioquímicos a nivel de Sistema Nervioso Central que provocan hiperalgesia generalizada.

No hay un consenso general sobre las causas de esta enfermedad, pero actualmente los médicos destacan:

  • Genética
  • Infecciones
  • Trauma físico o emocional
Dolor y Fibromialgia
Fuente: Ministerio de Sanidad, Política social e Igualdad.

Síntomas y tratamiento

Los principales síntomas de la fibromialgia son:

  • Dolor generalizado: Los pacientes suelen referir un dolor generalizado o incluso como una quemazón. El nivel de dolor varía dependiendo de la hora del día, los cambios de tiempo, la falta de sueño o la ansiedad. Muchas veces este dolor es descrito por algunos pacientes como leve, constante y muy molesto. Generalmente afecta a los dos lados del cuerpo y tanto por encima como por debajo de la cintura.
  • Fatiga crónica: La mayoría de las personas que sufren Fibromialgia se despiertan cansadas, incluso cuando duermen mucho. El dolor y la ansiedad provocan interrupciones del sueño, por lo que la calidad del sueño es muy baja. Muchos pacientes sufren otros trastornos del sueño como síndrome de las piernas inquietas y apneas.
  • Dificultades cognitivas: Es muy común entre los pacientes, tener problemas de concentración y falta de atención.

La fibromialgia suele estar asociada con otras dolencias como las migrañas, el Síndrome de intestino irritable, la Cistitis intersticial, la depresión, Trastorno de Articulación Temporomandibular (ATM).

Antes de hablar de los tratamientos existentes contra esta grave enfermedad, debemos tener en cuenta que la Fibromialgia no tiene cura, por lo que los tratamientos disponibles van enfocados en el alivio de los síntomas. Además, estos síntomas suelen producirse por brotes más o menos intensos y de duración variable. Aunque es una enfermedad crónica, no es degenerativa

El ejercicio físico, una dieta sana, las terapias conductuales y ciertos fármacos, son las principales armas con las que cuenta el paciente para tratar de llevar una vida lo más normal posible.

Es muy importante tratar de tener las mejores condiciones posibles para un sueño reparador y evitar el consumo de estimulantes. También es importante evitar las temperaturas altas y los ruidos y las luces estridentes.

Actualmente, los tratamientos farmacológicos incluyen medicamentos analgésicos, antidepresivos, antiepilépticos, ansiolíticos, antiinflamatorios y relajantes musculares entre otros. Todos ellos son más o menos efectivos para aliviar el dolor y otros síntomas accesorios como el insomnio, la depresión o la ansiedad. 

Este cóctel de potentes fármacos tienen efectos secundarios muy pronunciados a corto y largo plazo, además afectan a la función hepática y producen problemas gástricos, de retención de líquidos, náuseas o alteración de la tensión arterial. Por no hablar de adicción y tolerancia, que con el tiempo reduce considerablemente su eficacia.

Aceite CBD para la Fibromialgia

Como hemos visto en el apartado anterior, la Fibromialgia es una enfermedad crónica para la cual no hay una cura conocida. El objetivo de cualquier tratamiento debe ser por tanto, el alivio de los múltiples síntomas que la acompañan. El Aceite de CBD está demostrando una gran eficacia en la mayoría de pacientes.

El CBD o Cannabidiol, es un componente natural de la planta del Cannabis. A diferencia del THC, el CBD no produce efectos psicoactivos y sus efectos secundarios son prácticamente inexistentes. Además, no presenta toxicidad para el hígado y no crea adicción ni tolerancia

Aceite CBD contra la Fibromialgia

El potencial terapéutico del CBD es enorme

Esto se debe principalmente a que esta versátil molécula es capaz de interactuar con nuestro Sistema Endocannabinoide, regulando un gran número de funciones y sistemas de nuestro cuerpo. Algunos tan importantes como la reproducción, los ciclos de sueño, el azúcar en sangre, la temperatura corporal o la inflamación y el dolor.

Los síntomas que produce la Fibromialgia pueden tratarse de forma eficaz con Cannabinoides. Los últimos estudios científicos demuestran, que la administración de CBD junto con pequeñas dosis de THC es muy eficaz en el caso del dolor y la inflamación producida durante los brotes más intensos de la enfermedad. 

Como hemos explicado en el apartado anterior, en la mayoría de los casos la Fibromialgia conlleva otro tipo de trastornos asociados como la depresión, la ansiedad, la falta de concentración o el insomnio. El CBD ha demostrado su eficacia para tratar este tipo de síntomas y sobre todo para reducir los niveles de estrés y ansiedad. 

El CBD y la Fibromialgia parecen estar asociados de una manera íntima. De hecho, algunos investigadores están planteando la hipótesis de que los síntomas de esta enfermedad y de otras como el Síndrome de Intestino Irritable o las migrañas, están asociados a una deficiencia del Sistema Encannabinoide para producir endocannabinoides en cantidades suficientes. Esto explicaría porqué los fitocannabinoides extraídos de la planta del cannabis como el THC y el CBD son tan eficaces en estos casos.

¿Cómo usar CBD para tratar la fibromialgia?

La administración de CBD en pacientes con Fibromialgia no es algo nuevo. Desde hace unos años, investigadores de todo el mundo tratan de comprender los mecanismos bioquímicos del Sistema Endocannabinoide. 

 

Carlos Lucio FRuentes, Biólogo de Tienda CBD

Carlos Lucio
Biólogo

La Ciencia nos desvelará los misterios de la planta del Cannabis. El conocimiento nos hará libres.